Logotipo + imagen

 
cuadro transparente

Contenido principal de la página

  • jueves, 24 de febrero de 2011
    :: DUERME MAS Y COMERAS MEJOR
    cuadro transparente
    cuadro transparente
     

    Siempre se ha relacionado la obesidad con el exceso de comida y la falta de ejercicio.

     

    Ahora toman más importancia en los mecanismos productores de la obesidad otros factores como el estrés y la ansiedad.

     

    Esta semana nos ha sorprendido en la prensa la noticia de la relación del sobrepeso con la falta de sueño en los niños.

     

    Investigadores del grupo de Santiago del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), dependiente del Instituto Carlos III y que dirige Felipe F. Casanueva, certifica que una mala higiene del sueño en los niños condiciona la aparición de sobrepeso.

     

    Según Empar Lurbe, jefa de Pediatría del Hospital General de Valencia y perteneciente al grupo compostelano de investigadores, el sueño ha de tenerse en cuenta como uno de los factores, junto a la alimentación y el ejercicio, a la hora de abordar el problema de la obesidad infantil.

     

     Estos investigadores afirman que sólo una hora más de sueño disminuiría hasta un 36% la posibilidad de que el niño sufra obesidad.

     

    Ya hace tiempo, los investigadores más significados en la materia a nivel mundial, atribuían el sueño de corta duración a un mayor riesgo de obesidad en el adulto. 

     

    Las investigaciones concluían que ante largos períodos de privación de sueño se observaba un cambio hormonal que predisponía a la obesidad, aumentando el apetito y la ingesta de calorías.

     

    Al dormir menos horas o al tener una mala calidad del sueño se aumenta la producción de la ghrelina, hormona que da ganas de comer, y disminuye la de leptina, que es la que nos da la sensación de saciedad, lo que hace que la persona que no duerme bien tenga más apetito.

     

    El riesgo de obesidad también es mayor cuando, por el contrario, se duerme en exceso.

     

     Es necesario ordenar de nuevo nuestra vida: comer las cantidades y calidades de alimentos adecuadas; practicar una actividad física regular y dormir las horas suficientes que garanticen un adecuado descanso nocturno, 8 horas diarias el adulto y 10 horas el niño.

     


     


        Enlace: no hay ningún enlace para este comentario.   |   Comentarios (0)
    cuadro transparenteCompartir en Facebookcuadro transparenteCompartir Twittercuadro transparenteCompartir Delicious
    cuadro transparente
     
  • Publicar un comentario
















    cuadro transparente
    :: Escribe el código que se ve en la imagen:




       Rellena el formulario. Una vez aprobado por el administrador, la entrada será publicada.


Datos de Contacto

* ZARAUTZ | AV GIPUZKOA 60 D-1º A | * ARRASATE-MONDRAGON | KALEALDEA, 11 BAJO | * DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN | AV LIBERTAD, 38 1º A